Museos de Alava:

Museo "Fournier" de Naipes
 

Dirección:   

Palacio de Bendaña

C/ Cuchillería, 54

01001. VITORIA-GASTEIZ.

Teléfono: 945-18.19.20

Fax: 945-18.19.21

Horario: 

Martes a Viernes: 10.00-14.00 h. y 16.00-18.30 h

Sábados: 10.00-14.00 h.

Domingos y festivos: 11.00-14.00 h.

Lunes: Cerrado.

Visitas guiadas: A concertar previamente.

Entrada: Gratuita.

 

 

El origen remoto de la Colección "Fournier" de naipes lo encontramos en el año 1868 cuando, procedente de Burgos, Don Heraclio Fournier instala en Vitoria la fábrica de naipes que actualmente lleva su nombre. Sucesor directo en la dirección de la empresa, su nieto Don Félix Alfaro Fournier, inicia esta colección en 1916. Sus fondos se acrecientan paulatinamente al adquirir naipes de todo el mundo que se van sumando a las barajas donadas por fabricantes y particulares y a las encontradas en los almacenes de las empresas naiperas que, en la década 1930-1940, son adquiridas, en todo el Estado español, por la vitoriana. Con posterioridad, fue especialmente importante la adquisición en 1970 de la Colección "Thomas De la Rue" conservada en el British Museum hasta aquella fecha; con su integración en la Colección "Fournier" ésta consiguió una muy significativa categoría a nivel mundial.

 

El Museo "Fournier" de Naipes de Alava nace como tal en el año 1986, al adquirir la Excma. Diputación Foral de Alava la Colección "Fournier" que, en aquel momento, contaba con 3.150 naipes. A partir de esa fecha se han ido incrementando sus fondos, recibiendo donaciones y adquiriendo naipes hasta sobrepasar, en estas fechas, la cantidad de 20.200 ejemplares, muchos de ellos únicos.

 

La investigación, conservación y exposición, con marcado cariz didáctico del, hoy por hoy, mejor y más amplio repertorio de barajas del mundo, se proponen como su función esencial.

 

Desde el 20 de septiembre de 1994 se encuentra ubicado en la calle Cuchillería, teniendo como sede el Palacio de Bendaña, situado en pleno corazón de la Vitoria-Gasteiz medieval. Dicho palacio fue erigido en el año 1525 por D. Juan López de Arrieta, en el solar ocupado antes por la torre defensiva erigida por los Maestu, de la que quedan algunos restos; su fachada conserva, a pesar de la introducción de elementos decorativos del gótico tardío, el aspecto de una casa medieval fortificada. Consta de un cuerpo principal de tres plantas y otro de dos, que caracteriza al palacio por su esquina conformada por un pequeño torreón cilíndrico blasonado; otro elemento significativo del edificio es el claustro, propio de palacios residenciales, decorado con elementos plenamente renacentistas.

 

La restauración del edificio ha sido exhaustiva y específicamente destinada a albergar los fondos del Museo "Fournier" de Naipes de Alava; para ello se estableció una circulación anular en sus plantas destinadas a exposición, dedicando otros espacios a la dirección, depósito de fondos, salas de investigación, biblioteca actualizada, áreas de trabajo, sala de conferencias y audiovisuales, etc.

 

En este bello edificio se nos ofrece un mundo auténticamente apasionante, un mundo que se asoma en los naipes. El conjunto de los mismos no solamente refleja en buena medida los avatares históricos que se suceden a partir del siglo XIV sino que, además, supone un muestrario completo de los procedimientos impresores, -manuales hasta finales del siglo XV e industriales, a partir de esta fecha, con la utilización de planchas xilográficas,- empleados en la fabricación de barajas desde su aparición en Europa en los últimos años del siglo XIV, hasta las últimas novedades de la imprenta actual más moderna.

 

En cuanto a su plasmación física, -sobre un soporte, el papel, que camina de la mano de las cartas desde su rusticidad primigenia hacia la perfección actual- las sucesivas expresiones artísticas del gótico final, del renacimiento, de las variadas manifestaciones del barroco, del neoclasicismo junto con las tendencias artísticas actuales encuentran su acomodo tanto en las cartas de juego como en los tarots.

 

Por lo que atañe a su procedencia, los naipes que se integran en los fondos del Museo, provienen de todos los países del mundo en que se han producido, de forma que barajas de los cinco continentes se pueden encontrar en aquellos.

 

Por otro lado, los temas objeto de atención en estos naipes son extremadamente variados y variopintos, ofreciendo una incomparable riqueza documental, al constituirse en un reflejo fidelísimo de las inquietudes, saberes, trabajos, costumbres, emociones, etc. tanto del pueblo llano como de las clases dirigentes. La historia, el arte, la heráldica, la geografía, la mitología, la adivinación, la política, la astronomía, la música, la literatura, el erotismo, la fauna y la flora, el teatro, la sátira, los deportes, etc., encuentran su representación más genuina y directa en las cartas de un buen número de barajas.

 

Una selecta relación de libros sobre la historia de las barajas conforma la biblioteca especializada que se ofrece a los investigadores y coleccionistas como parte fundamental y complementaria de los fondos del Museo.

 

Contenidos

A través de sus colecciones se puede apreciar la evolución de los naipes a lo largo de la Historia, y en diferentes países; su evolución desde el punto de vista de la fabricación y desde el punto de vista de la temática.

Naipes antiguos del s. XV al XX, naipes históricos, de guerras, satíricos, taurinos, parapsicológicos, etc...Predominan los naipes españoles, a los que se dedica especial atención.

 

Publicaciones

Catálogos, videos, postales, material didáctico, etc.

Actividades

Conferencias, mesas redondas, talleres, concursos, etc.

Volver